No me gustan las fotos de básculas con pesas

BalanceNo me gustan las fotos de básculas con pesas. Ni con cintas métricas. Ni las cintas métricas que rodean manzanas. La alimentación y la nutrición son mucho más que eso. De hecho son mucho más que querer perder peso.  Son una de las formas más fáciles y accesibles de cuidarnos.

Me gusta mi trabajo. Me gusta el trato con el paciente y ver que, muchas veces, detrás de cada comportamiento o hábito hay algo más dónde rascar. Me gusta conocer a las personas que hay al otro lado de la mesa. Y que me pregunten, me discutan y me cambien cosas.

En el tiempo que llevo metida en estos lares, siempre pienso que aprendo yo más de ellos que ellos de mí.

Me encanta la actividad física. Me gusta el esfuerzo y la gente que sabe lo que quiere, pone los medios necesarios para lograrlo y se lanza a por ello.

Y  he de confesarlo, no como perfecto. O lo que se puede entender por “comer como un dietista”, es decir, verduras al vapor sin sal ni aceite y una infusión de postre 😛 . La alimentación puede ser (y debe ser) variada, equilibrada y un placer. No os engañéis, no somos una subespecie a parte, la mayoría comemos de todo y de forma bastante agradecida 😀

Y sí, aunque me gusta el deporte y sentirme activa,  también  me cuesta calzarme las zapatillas muchos días. Vivimos en Palencia, aceptémoslo, hace frío 10 meses al año (y los otros dos coge una rebequita por si refresca). Pero si algo tengo claro es que merece la pena resetear cuerpo y mente.

Así que ahí estamos, equilibrando el ying y el yang. Intentando enseñar que se puede cuidar nuestra alimentación y que esto sea compatible con el día a día.

Entre el bien y el mal. Como todos 😉

Anuncios