SUGAR, SUGAR EVERYWHERE

sugar everywhere

Buenos días de domingo, hoy no es día de escribir mucho aquí (que para eso es fin de semana), pero acabo de ver este vídeo sobre el azúcar gracias a una compañera (gracias Cris Bouzas) y creo que es más que interesante.

Vídeo

Echadle un vistacillo, son poco más de 3 minutos en los que se da una explicación al problema del consumo de azúcar en la sociedad occidental actual (elevado, muy elevado).

Para mí, el error principal, no está en la cucharadita (¡ojo! cucharadita, no 3 paladas) de azúcar en el café, ni en el consumo de plátanos, uvas o higos (tan endemonizados), si no en la adición sistemática de azúcar y otros edulcorantes (fructosa, jarabes, etc) a productos que antes no lo tenían o lo incorporaban en menor cantidad (léase yogures u otros lácteos, cereales de desayuno, etc) .

Acostumbrarnos a los sabores de los alimentos sin procesar y elegir esto de forma preferente hará mucho por nuestra salud. ¿Algunos ejemplos? No añadir azúcar a los zumos o frutas (fresas, naranja, etc), no utilizar kétchup para todo (niños que sólo comen pescado si se encuentra debajo de una capa de esta salsa), fijarse en el etiquetado de yogures y otros lácteos (muchos de ellos con más cantidad de azúcares añadidos que la mayoría de las frutas), o limitar la siempre y cada vez más presente bollería (y me refiero a la casera, la otra no debería estar presente en nuestra alimentación).

Para todos aquellos que piensen que esto sólo pasa en EEUU les invito a hacer memoria o preguntar a sus familiares más longevos (padres, abuelos) si antes se imaginaba una sociedad en España en la que la prevalencia de sobrepeso + obesidad rondase el 50% del total (podéis consultar datos aquí)

Como siempre, una buena planificación de la compra, dando prioridad a los alimentos menos procesados, nos puede ayudar mucho. Eso… y un poco de movimiento en el día a día 😉

movimiento