BEBIDAS ¿ISOTÓNICAS?  EN EL SUPERMERCADO. GUÍA PRÁCTICA PARA NO VOLVERSE LOCO. PARTE II

Después de haber repasado las características que deben tener las bebidas isotónicas (puedes consultarlo aquí) y teniendo en cuenta que no sólo hay que tener en cuenta el contenido en sodio e hidratos de carbono de la dieta, si no que sería relevante conocer la osmolaridad, el contenido el otros minerales (potasio, magnesio…) y el tipo de hidrato de carbono de la bebida, nos vamos a centrar en algo más práctico a la hora de elegir la bebida isotónica en el supermercado.

Lo primero, y a colación de lo mencionado anteriormente en cuanto al tipo de hidrato de carbono añadido en la bebida, sería conveniente saber que es preferible que ésta contenga mezcla de hidratos de carbono de rápida y lenta absorción

  • Azúcares rápidos: glucosa, sacarosa y maltodextrinas
  • Azúcares lentos: fructosa (no sigue una vía dependiente de insulina para la su absorción, permite incrementar el aporte de HCO a 90 g / hora). Fructosa se puede comprar en el supermercado

Después de una revisión por los supermercados, no he encontrado ninguna bebida que contenga hidratos de carbono de lenta absorción, por lo que éstas bebidas no son la mejor opción que existen , pero si no estamos dispuestos a buscar una marca de bebida en una tienda especializada o vía internet, prosigamos.

Por todo lo dicho anteriormente, nos vamos a centrar en las distintas bebidas que podemos encontrar en el supermercado.

En la siguiente tabla vamos a describir el contenido en hidratos de carbono y sodio de cada una de ellas. Por lo que recordaremos el contenido que debe contener cada una de las mismas (1):

  • hidratos de carbono: 6 – 8 g / 100 ml
  • Sodio: 460 mg – 1150 mg / litro

analisis-isotonicas

Es importante señalar que en muchas bebidas no se expresa la cantidad de sodio, si no la cantidad de sal (NaCl) que poseen, por lo que deberemos calcular la cantidad del mismo (40% del contenido en sal de la bebida). Por ejemplo, en las bebidas analizadas, la única que contenía la cantidad de sodio como tal (y no sal) fue Powerade.

También nos podemos encontrar en que las unidades de medida no sean las mismas (por ejemplo, que nos den la cantidad por 100 ml de sodio y no por litro).

Como se puede ver en la tabla, muy pocas bebidas cumplen los requerimientos más simples para considerarse bebida isotónica: cantidad de sodio y de hidratos de carbono (ni siquiera nos metemos en el tipo de hidrato de carbono, osmolaridad, etc), por lo que sería recomendable que si no lo ves muy claro, consultes con un Dietista – Nutricionista para que te pueda asesorar 😉

REFERENCIAS UTILIZADAS

(1) Nutrición y Dietética para la Actividad Física y el Deporte. Victor Manuel Rodríguez Rivera y Aritz Urdampilleta Otegui. Netbiblo. 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s